Qué Valor aporta el uso de datos a la toma de decisiones

¿Qué valor aporta el uso de datos a la toma de decisiones?

El data-science es sin dudas un concepto de moda. No resulta nada raro escuchar sobre él en reuniones de negocios, Linked-In o Redes Sociales en general. Sin embargo, no todos estamos familiarizados con el verdadero valor que un proceso de inteligencia de negocio apoyado en datos puede aportar a una organización, especialmente en tiempos de crisis.

A pesar de los tremendos avances que ha traído la tecnología en términos de capacidad de almacenamiento y cómputo de datos a nivel global, la norma para las empresas sigue siendo la existencia de un desbalance entre datos generados disponibles e información útil para los procesos de negocios. Incluso luego del importante desarrollo que ha experimentado el sector TIC, en Latinoamérica todavía la gran mayoría de las organizaciones carecen de soluciones que realmente provean información de valor para la toma de decisiones. Existen de hecho, notables casos, donde a pesar de poseer herramientas de BI e información procesada, sus usos están lejos de las mesas de decisión y de las iniciativas clave de negocio, ya sea por desconocimiento, falta de habilidades o una cultura organizacional aversa al método data-driven.

¿Alguna vez has pensado qué lugar ocupan los datos en tu organización? Es fácil, observa el organigrama y adivina tu estrategia desde allí. En una empresa que aborda seriamente los esfuerzos de Business Intelligence, el ejecutivo que gobierna la Data tiene un rol importante, los altos cargos de la compañía incorporan BI en sus decisiones y los miembros del comité ejecutivo están familiarizados y conectan las iniciativas de negocio con los insights que construyen junto a sus analistas. En cambio, el trabajo de tipo mantenimiento de datos, suele ser el más común y menos productivo y a su vez, el más abundante en las áreas de IT de los ambientes organizacionales.

Generar información de valor para el negocio, requiere de una fuerte interacción y participación de los actores más importantes de la organización. Es preciso un entendimiento profundo de los procesos de negocio, cadena de valor, públicos y usos de la data, así como de habilidades de interpretación, construcción y toma de decisiones con indicadores. Ya hemos mencionado en este blog la importancia de tener una estrategia de datos. Todas inversiones que requieren del siempre escaso y valioso tiempo, por eso es importante entender qué valor aporta el uso de datos en la toma de decisiones. Básicamente, el uso de datos e insights puede acelerar la estrategia de negocio, mejorando procesos, empoderando a las personas y creando nuevos negocios.

Tomemos un ejemplo concreto: ¿Cómo hace un distribuidor para mejorar los tiempos de entrega de sus productos? Supongamos que en su proceso parte de un almacén, que recibe órdenes de compra y tiene camiones de distribución. A su vez, sus empleados deben recoger las órdenes y distribuirlas hasta la dirección del consumidor final ¿Por dónde empezamos a mejorar? El uso de un proceso de Business Intelligence responde preguntas clave en este sentido. Al dividir su proceso en partes más chicas asociadas a indicadores, podemos identificar las falencias más rápido. El distribuidor, por ejemplo, podría descubrir que mejorando el nivel de stock en el almacén genera mayor impacto en los tiempos de distribución que mejorando la flota de camiones, potencialmente ahorrando preciados recursos. Cuando conectamos estas oportunidades con las iniciativas de negocios, es cuando entendemos cuán cruciales pueden ser, especialmente en contextos donde cada dólar hace una diferencia. John Ladley y Thomas C. Redman señalan 6 escenarios de valor del uso de datos:

  1. Procesos Mejorados
  2. Mayor Competitividad
  3. Nuevos y mejorados productos que parten de mejor información sobre el mercado y los consumidores
  4. Incorporación de data a productos y servicios
  5. Aumento del capital humano
  6. Mejor manejo del riesgo

Estos escenarios se aprovechan cuando somos capaces de traducir datos en información, en el proceso de Business Intelligence. Desde Merovingian Data, acompañamos a las organizaciones en este camino, para que descubran su máximo potencial y empoderen a las personas para colocarse en una posición proactiva, de mejora continua. En este sentido ofrecemos un trabajo de Assessment como paso inicial, donde acompañamos a las organizaciones en la transformación, entregándoles una hoja de ruta clara con oportunidades de valor y pasos a seguir.

Complementar la estrategia con BI resulta un antídoto contra la ambigüedad y el derroche. A pesar de los enormes esfuerzos que implica transformar una organización intuitiva en data-driven, el impacto de hacerlo se ve claramente reflejado en el corto plazo, en resultados tangibles y mensurables. El uso de datos, entonces, es un componente clave que aporta valor acelerando y perfeccionando la estrategia de negocios.